Condiciones Para Pedir un Préstamo Personal

Si quieres comprar una casa, un coche o afrontar un gasto elevado y no tienes todo el dinero, la mejor opción es solicitar un préstamo.

Si quieres mucho efectivo que puedas tener en caso de que tengas prisa, lo más recomendable es un crédito.

Solicitar un préstamo o crédito está a la orden del día. Es raro alguien que nunca haya tenido que recurrir a un tercero en busca de dinero para hacer frente a un gasto imprevisto.

A menos que tenga cuidado y ahorre una parte de su salario cada mes para posibles gastos, no sería extraño que tuviera que recurrir a financiación externa para pagar imprevistos o grandes compras.

Este tipo de préstamo que utilizas para hacer frente a un gasto específico se llama préstamo personal, y entre ellos, dependiendo de la finalidad que vayas a dar el dinero, puedes optar por diferentes tipos: estudios, reforma de vivienda, viajes, consumo o automóvil, entre otros.

Solicitar un préstamo a veces es inevitable, pero antes de decidir dónde o con quién contactar, es importante valorar ciertos puntos como el tipo de prestamista a quien acudir o saber de antemano qué tipo de documentación las entidades necesitará.

¿Dónde puedo solicitar un préstamo personal?

Al decidir solicitar financiación, lo primero que debe preguntarse es dónde y a quién acudir para conseguirla.

Si ya eres un veterano en esta tarea, seguro que sabes exactamente qué hacer, pero, si por el contrario, es la primera vez que te encuentras en esta situación, es muy probable que estés un poco perdido.

En Argentina hay varios prestamistas a los que puedes acudir para pedir dinero, aunque dependiendo de las distintas variables y de tu perfil de cliente, algunos se adaptan mejor a ti que otros. Puede acceder principalmente a las siguientes entidades:

  • Bancos: En Argentina te ofrecen una amplia gama de préstamos personales, con distintas opciones para elegir dependiendo de tus preferencias
  • Cajas de ahorros
  • Cooperativas de ahorro y crédito
  • Prestamistas privados: los productos que caracterizan a esta fuente de financiación son los créditos personales o préstamos rápidos, los minicréditos o microcréditos y los créditos online
  • Supermercados y tiendas: estos establecimientos no te ofrecen una determinada cantidad de dinero, pero financian la compra de determinados productos. La gran ventaja que tienen es que la tasa de interés suele ser del 0% durante los primeros meses.
  • Empresas de tarjetas de crédito respaldadas por instituciones financieras
  • Plataformas que gestionan préstamos entre particulares


Condiciones para solicitar un préstamo personal

Antes de acudir a alguna de estas entidades para solicitar financiación, debes tener en cuenta que dependiendo del monto que estés solicitando y del tipo de préstamo, deberás cumplir una serie de requisitos. Entre estos, los más comunes son:

  • Ten la edad
  • Tener un documento de identidad válido (DNI, pasaporte, carnet de conducir…)
  • Explique la cantidad exacta que necesita y el propósito para el cual utilizará el dinero
  • Demostrar solvencia
  • No exceda su capacidad máxima de endeudamiento
  • Garantía de reembolso de la deuda. En la mayoría de los casos con préstamos personales no es habitual pedirle a alguien que te garantice por lo que en caso de que no pagues serás tú y no otra persona quien te responderá con él todos los ingresos, derechos y activos presentes y futuros.
  • Solicitud de comprobante de ingresos. Si eres autónomo tendrás que aportar tu certificado de registro de autónomo, tasas de la seguridad social o tu última declaración de IVA, mientras que si trabajas para otra persona solo necesitarás mostrar ambos o las últimas tres nóminas. Si, por el contrario, no está trabajando pero tiene ingresos recurrentes, debe demostrarlo también.
  • Fotocopia de la cuenta de resultados.
  • Contrato de trabajo. A veces pueden pedir una copia del contrato de trabajo. Si es indefinido o no será una de las claves que se tendrán en cuenta a la hora de aprobar o rechazar el préstamo.
  • No estar incluido en una lista de morosos como ASNEF
  • No tener deudas vigentes con impagos
  • Escrituras de su casa, contrato de alquiler, declaración de bienes o declaración jurada de su propiedad, en ocasiones

Además, como puedes ver, no es de extrañar que para dar condiciones más favorables o incluso para que el concesionario apruebe, te «exijan» o «avisen» que contrates otros productos con ellos.

Por ejemplo, pueden preguntarte por:

  • Pago a domicilio
  • Recibos de casa
  • Seguro de amortización de préstamos
  • Plan de pensión
  • Seguro de auto
  • Seguro de hogar

Si no se apega a ninguna de estas, no crea que todo está perdido y que no podrá conseguir financiación. Sin embargo, es cierto que las condiciones para darte dinero pueden ser más duras, exigiendo garantías o cobrando mayores intereses y comisiones.