Garantía propietaria – Qué es y para qué sirve

Al alquilar una propiedad, el dueño de la propiedad tiene derecho a obtener un documento que asegure que el arrendatario cumplirá estrictamente con las obligaciones del contrato, de lo contrario un tercero le responderá.

Poseer una garantía para alquilar exclusiva significa proponer otra propiedad para evitar el incumplimiento del contrato de arrendamiento.

Para ello, es necesario mostrar otros contratos de propiedad para apoyar a quienes necesiten alquilar.

En la mayoría de los casos, uno de los requisitos que debe cumplir esta garantía es que el inmueble debe estar ubicado en la misma ciudad que el inmueble a alquilar, aunque en ocasiones un agente inmobiliario o propietario puede aceptar un bien registrado en otra ubicación.

Finalmente, si el arrendatario no cumple con sus obligaciones y el garante no responde al arrendador o al agente inmobiliario, debe acudir a los tribunales.

En otras palabras, los bienes establecidos no se utilizarán como garantía.

¿Existen otras garantías de alquiler?

Aunque la garantía del propietario es la más tradicional, el inquilino a menudo es difícil de obtener. Por lo tanto, se pueden proporcionar otras garantías bajo el contrato de arrendamiento.

  • Garantías bancarias: Los bancos otorgan garantías a personas que puedan acreditar sus ingresos, no tengan deudas o tengan problemas con el sistema financiero. Los bancos suelen cobrar una comisión al contrato por la emisión de este documento.
  • Seguro de Caución como Garantía: esta garantía es emitida por una compañía de seguros. Suelen utilizarse como respaldo para pagar alquiler, gastos y servicios. El costo de administrar este seguro se calcula en base al costo del alquiler y los gastos.

Necesita una Garantía Propietaria? Visite: Alquiler Garantizado