¿Por qué cuesta tanto aprender inglés?

En Vaughan pensamos que, salvo poquísimas salvedades, todo el planeta es capaz de llegar a comunicarse en inglés de forma aproximadamente eficaz. Mas ¿por qué razón cuesta tanto? ¿Qué tiene el inglés que hace que ciertas personas lo vivan como una genuina pesadilla? Estos son nuestros 5 motivos por los cuales a la gente le cuesta aprender una certificacion de curso de ingles con examenes de ingles.

1. Por el hecho de que no nos lo han enseñado bien
Seamos francos. La manera tradicional de educar inglés en España deja bastante que querer, no hay nada más que ver los resultados. No es que seas inútil con los idiomas, es que seguramente no has tenido una maestra o bien maestro que te haya sabido instruir adecuadamente. Por lo general, de forma tradicional en las salas de este país ha habido mucha teoría desganada, poquísima práctica y poquísimo nivel. El inconveniente no es tuyo, es de una manera de educar inglés trasnochada y mal concebida.

dos. Pues no escuchamos lo bastante
Piensa en un pequeño nativo angloparlante. Imaginemos que empieza a charlar a los catorce meses. Ya antes de decir sus primeras palabras ya ha estado más de cinco.000 horas escuchando inglés. Puesto que, fíjate, toda esa ventaja te lleva alguien que todavía no ha comenzado a comunicarse en su lengua materna. La entendimiento auditiva es la base para empezar a aprender cualquier idioma. Escucha todo el inglés que puedas en la radio, en la red o bien en TV, y deja de preocuparte por no comprenderlo todo. Tu oído precisa tiempo para habituarse.Resultado de imagen para ingles

tres. Pues nos ponemos metas poco realistas
«Deseo ser políglota en 3 meses». Sería fantástico, ¿cierto?? Mas desgraciadamente no marcha de este modo. Está excelente que te fijes objetivos, en verdad, te invitamos a de forma encarecida que lo hagas y que te planees para conseguirlos. Mas, eso sí, fija objetivos en un corto plazo, y que sean realistas y viables. Pues si no los puedes lograr, te marchas a desanimar y vas a destruír tu confianza. Y la confianza es elemental para charlar un idioma extranjero. ¿De qué forma fortalecerla? Así: trabaja siempre y en todo momento con lo que bien sabes, domina al límite tu zona de confort y ve saliendo de ella muy poco a poco.

cuatro. Por el hecho de que no lo gozamos
Ojo, esto no es ninguna tontería. La gente que no goza de aprender inglés tarda mucho más en dominarlo. ¿No lo estás gozando? Prueba con otra cosa: cambia de maestro, cambia de procedimiento, cambia de materiales. Mas no prosigas por ahí por el hecho de que lo único que vas a lograr es frustrarte. Cada persona tiene sus preferencias de aprendizaje. Si no lo pasas bien aprendiendo inglés es que no has encontrado la tuya. Búscala y disfrútala.

cinco. Por el hecho de que no tenemos paciencia
No puedes aprenderlo todo ya. No puedes pasar a las estructuras pasivas en reported speech si prosigues cometiendo fallos con las interrogativas en pasado simple, por servirnos de un ejemplo. No puedes pues no va a marchar, y punto. La única forma de avanzar en el inglés es ir muy poquito a poco, fortaleciendo continuamente la base. Piensa en ello tal y como si estuvieses edificando un edificio: o bien tiene unos cimientos sólidos, o bien se desmoronará ya antes de llegar al tercer piso. Ten paciencia con esos cimientos, trabájalos con cariño y con esmero. Es la única forma de lograrlo.

Ahora que lo sabes… te toca mudar el chip
Si deseas que no te cueste tanto aprender inglés y te has sentido identificada o bien identificado con alguno de estos porqués, más te vale mudar de actitud lo antes posible. Costarte, te costará, eso está claro. Si no costara, todos seríamos políglotas. No obstante, ese «costo» puede minimizarse si eres siendo consciente de qué falla y trabajas para solventarlo. En resumen: busca un procedimiento de enseñanza que verdaderamente funcione, escucha todo cuanto puedas, planifícate de forma realista, disfrútalo y ten mucha paciencia. Vas a ver como esto te ayuda a lograrlo.