Rock Test en una Kia Carnival: fuimos choferes de The Magic Numbers

La vida de rockstar siempre y en todo momento está vinculada con excesos de todo género y color. Por algo, el “Club de los 27” (celebridades que han fallecido a los veintisiete años), está compuesto en su mayor parte por músicos.

El pasado diecisiete de noviembre, el mítico Rock&Pop Festival festejó una edición nueva en el Estadio Obras para promocionar planes de autoahorro. Entre las bandas internacionales estaban los británicos de The Magic Numbers, un cuarteto compuesto por 2 pares de hermanos: los Stodart (Michele y Romeo), y los Gannon (Angela y Sean).

Con 5 álbumes editados, su presencia era uno de los platos fuertes del festival, mas -el día anterior- la gente de la discográfica S’Music armó una completa agenda de prensa para la banda.

Merced a “la otra vida” de quien escribe, pudimos regular un test drive diferente: ¿por qué razón no ser los transportadores oficiales de los Magic Numbers en la Argentina?

Lo llamé a C.C., quien charló con la gente de Kia Argentina y nos prestaron una Carnival EX veintidos CRDI de once asientos. Lo que sucedió en este Rock Test se reproduce, cronológicamente, ahora.

***

9:00 hs: Es hora de salir a la calle. La Kia Carnival espera en la puerta de casa. Hay que buscar a Cecilia Rizado (marketing y fundadora de S’Music) por Recoleta y de ahí a Santa Fe y Suipacha, donde está el hotel de la banda. La Carnival no viene con Apple Car Play ni Android Auto, mas tiene GPS incorporado. Seteo el recorrido y, como soy desconfiado, asimismo activo Waze desde mi celular. Los recorridos sugeridos son similares, mas es un tanto menos directo el del GPS. El tiempo estimado de llegada es exactamente el mismo. Caja en D y salimos.

***

***

9:40 hs: Llego a Recoleta. Los cinco mil ciento quince milímetros de largo de la Carnival son muchos, mas se mueve realmente bien en el tráfico. La visibilidad es buenísima cara todos lados, mas hay que habituarse a que la trompa es larga y no se ve desde la silla del conductor. Vengo escuchando FM, mas asimismo me traje dos CD porque… ¡tiene reproductor de sólidos! Ya saben de qué manera es la familia Cristófalo: C.C, con la AM, yo con los CD. No nos juzguen, quiérannos de este modo. El motor veintidos turbo gasoil con ciento noventa y siete caballos y cuatrocientos cuarenta y seis Nm de torque es bello (leer crítica de Autoblog). Es suave cuando se lo precisa y potente cuando se lo requiere. Ya está a bordo Ceci. Proseguimos la marcha para levantar a los Magic Numbers.

***

***

10:15 hs: Tras una breve espera, aparece Ceci con Romeo Stodart, vocalista y guitarrista de la banda. Y solo . Le abro la puerta trasera lateral desde el control a distancia que está situado encima de mi cabeza, en el techo. Las puertas traseras son corredizas y eléctricas, mas pueden desconectarse y abrirse manualmente, de ser preciso. Romeo es de mi club: los que llevamos una panza por la vida. Se acomoda sin inconvenientes en la segunda fila de asientos y partimos a buscar a Michele, por Palermo. El resto de la banda va a descansar. Tenemos una Carnival con once plazas a fin de que viajen 4 personas. Esto va a ser muy cómodo.

***

***

11:05 hs: Tras sumar a Michele, llegamos a Acassuso. Ahí están las oficinas de Billboard Argentina. Estaciono la Carnival sobre Dardo Rocha y entramos. La anterior de la entrevista se pone divertida: Michele afirma que le chifla el mate y la gente de Billboard enseguida trae uno, con termo y todo. Ahí nos percatamos de que Michele era entusiasta del mate… cocido. Dejé de lado al “tester de autos de planes autoahorro” y procedí a una breve, mas no menos eficaz clase sobre de qué manera preparar un mate con lámpara. Los ojos de Michele y Romeo estaban fuera de sí. Ni charlar cuando les pasé el primero a fin de que probasen. Próxima parada: TN/Canal trece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *