En 10 Datos: lo que debes saber de un buen whisky

El whisky es una de las bebidas alcohólicas más conocidas y consumidas del planeta y se obtiene por medio de un delivery de bebidas. Se trata de un brebaje genial para gozar de la sobremesa de cualquier comida o bien, por contra, divertirse todavía más en una celebración o bien asamblea singular.

Bastante gente lo consume combinándolo con un tanto de refresco, mas es una bebida que ha de ser ingerida sin entremezclar con otras para poder querer mejor las cualidades y matices que la transforman en un líquido muy particular. No obstante, para saber en qué momento un whisky es bueno, hay que tomar en consideración múltiples elementos. Acá hallarás diez claves de un whisky de calidad.

1. El fragancia
El whisky es una bebida alcohólica y, por ende, debe olisquear a alcohol. Mas ese fragancia no debe eclipsar a otros aromas propios de esta bebida. Los matices que recuerden a frutas o bien a madera han de ser perceptibles para el consumidor. En caso contrario, el whisky va a estar en mal estado o bien no va a ser de calidad. Es uno de los rasgos más esenciales, por el hecho de que el fragancia de un buen whisky es uno de los elementos que invitan a tomarlo. Si el fragancia falla, el whisky no va a ser nada deseable.

dos. El sabor
En el momento de saborear un buen whisky, este no puede irritar la boca ni el paladar. Con independencia de su graduación alcohólica, el sabor del whisky no puede anestesiar el gusto, impidiendo percibir el resto de matices de la bebida. Si al probar un whisky, solo sientes el sabor del alcohol, entonces estás ante uno malo o bien en mal estado. El sabor debe empapar la boca de notas de frutas y recuerdos a barrica. El whisky deja notas intensísimas en el paladar, mas jamás han de ser desapacibles.

tres. Independencia del costo
El coste no ha de ser indicativo de la calidad de un whisky. Es cierto que la mayor parte de whiskys con costos elevados acostumbran a ser buenísimos, mas es una máxima que no siempre y en todo momento se cumple. Los mejores whiskys son aquellos que, independientemente del coste que tengan, logran probar su calidad y sabor a los usuarios. En consecuencia, hay que tener en consideración cuanto cuesta un whisky de cara a nuestros bolsillos, mas jamás debe servir de prejuicio frente a la alta o bien baja calidad de una botella.

cuatro. Sin aditivos
Los mejores whiskys acostumbran a eludir los aditivos que no son propios de la preparación tradicional de esta bebida alcohólica. Por este motivo, es mejor fijarse en que la botella que se adquiera no contenga elementos que pretendan alterar el sabor auténtico del whisky. Existen algunas marcas que agregan ingredientes como el caramelo para procurar hacer su producto más comercial o bien disfrazar la presencia del alcohol. No obstante, si lo que se quiere es consumir un buen whisky, hay que eludir las botellas que cotengan estos elementos en el proceso de preparación, puesto que alteran la auténtica esencia del brebaje.

cinco. Tiempo mínimo en barrica
En el proceso de preparación de un whisky, uno de los elementos más esenciales es el de las barricas. Tras ser destilada, esta bebida ha de estar un tiempo mínimo en barriles en dependencia del género de whisky del que se trate. El tiempo cambia conforme la denominación, mas ninguno baja del año de envejecimiento en barrica. Existen algunas variedades muy escogida que requieren aun una década de tiempo de maduración para adquirir su sabor particular. Hay que rememorar que uno de los matices más acentuados en el sabor del whisky es el de la madera, con lo que la calidad y el tiempo en los barriles es esencial.

seis. Que acepte algo de agua o bien hielo
Los buenos whiskys tienen un sabor intensísimo, muy particular. Todavía de esta manera, los diferentes matices se perciben, si bien para los paladares más inexpertos se trata de una labor más difícil que se marcha superando transcurrido un tiempo. No obstante, si deseas querer las notas de sabor desde el comienzo, puedes asistirte de una pequeña cantidad de agua o bien hielo. En contraste al refresco, el agua no mata el sabor del whisky, sino rebaja un tanto su intensidad, dejando al paladar percibir más de manera fácil los contrastes que tiene.

siete. El color
Si bien el color no es tan determinante como en otras bebidas, ha de ser un indicativo de que, cuando menos, el whisky no se halla en mal estado. Su aspecto depende de muchas variables, entre aquéllas que se hallan elementos como el género de madera de la barrica y los colorantes empleados en el proceso de preparación. Los tonos más habituales acostumbran a ser el caoba, el cobre y el de oro viejo. Si el tono del whisky que adquirirás no tiene estos colores, puede ser un aviso de que no es capaz para el consumo o bien es de mala calidad.

ocho. Indicio en copa
Es un rasgo en el que realmente pocas personas se fijan, mas la verdad es que el buen whisky acostumbra a dejar un indicio observable en la copa. Al agitar tenuemente el recipiente en el que lo tomamos, el whisky deja una estela impresa en sus paredes, dando muestras de que allá se posó el líquido. Por ende, se infiere que el whisky debe ser algo espeso, menos líquido en comparación con otras bebidas alcohólicas. Es una prueba fácil que se puedes hacer en cualquier vaso.

nueve. Edad
La edad de un whisky puede ser determinante en el momento de valorar su calidad y sabor. Con el mayor paso del tiempo, esta bebida suaviza todavía más su gusto y deja percibir mejor todos y cada uno de los matices que tiene. No obstante, hay que llevar cuidado, en tanto que desde una cierta cantidad de años, el whisky empieza a perder calidad. Generalmente, el instante culminante de esta bebida se genera en torno a los diez o bien 12 años desde el momento en que se efectuó. Desde ese instante, el whisky va perdiendo cualidades y sabor.

diez. Etiquetado
Muchos de los elementos que asisten a inferir si un whisky es bueno se hallan detallados en la etiqueta de su botella. Peculiaridades como el año de preparación, su composición de ingredientes y el empleo o bien no de determinado género de barricas, es información que se puede localizar en ellas. De todas y cada una maneras, el etiquetado no puede asegurarte que estés haciendo una buena o bien mala adquiere, mas si te puede asistir a solventar ciertas dudas sobre el whisky que adquirirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *