Test de la impresora 3D Robo R2

Desde hace tiempo había sido un ignoto para el mercado europeo, pero el fabricante estadounidense Hurto 3D ha decidido apostar fuerte con su nueva gama de impresoras 3D para escritorio de tecnología FDM. Los modelos C2 y R2 significan meridianamente un deseo de renovación para la marca, ofreciendo un diseño rediseñado y características bastante completas, ¡todo por un costo atrayente!

Últimamente, Lab 3Dnatives tuvo la ocasión de probar la impresora color 3D C2 que obtuvo la agradable nota de 8.6/10, premiada particularmente por su lado Plug & Play, su calidad de impresión, su gran pantalla táctil a color, mas especialmente … su costo bajo ¡tan sólo 1,000 €! Después de esta primera prueba triunfante, ahora recibimos la impresora 3D Robo R2 que incluye dos diferencias primordiales en comparación con su hermanita, a saber, una placa calefactora (hasta cien ° C) y un mayor volumen de fabricación. 203,2 x doscientos tres con dos x doscientos cincuenta y cuatro mm (frente a ciento veintisiete x 127 x ciento cincuenta y dos con cuatro mm de la C2).

Otra novedad que pronto debería llegar a la Hurto R2 es la posibilidad de agregar un segundo extrusor para conjuntar 2 materiales o colores. El fabricante todavía no ha confirmado una data, mas es posible que lo veamos en los próximos meses.

1. Desembalaje de la Hurto R2
En el desembalaje de la máquina, encontramos una caja bastante grande en la que la impresora 3D está bien protegida con sus espumas y clips de poliestireno para bloquear el extrusor (retirar ya antes de encender la máquina) . Sus dimensiones son 425.5 x seis mil treinta y tres x 421.9mm son la única diferencia visual auténtica en comparación con la Hurto C2. Sin embargo, aparece una cámara para monitorear las impresiones desde tu móvil, un cable eléctrico en el gabinete de la máquina que delata la presencia de la placa calefactora, y por último 2 bobinas de manera directa integradas en el marco de la máquina (la C2 incluye un soporte de bobina para el clip).

El contenido de la impresora 3D Robo R2 es fundamentalmente el mismo que el de su hermana pequeña y también incluye los accesorios principales para comenzar rápidamente: una espátula, una bobina de PLA roja de 250g, los cables de nutrición, una llave USB, un tubo de lubricante para los ejes, tres llaves Allen, unas pinzas de postprocesamiento, un lápiz táctil para la pantalla táctil (que no es totalmente preciso) y una guía de inicio.

Solo lamentamos, que al tener la placa calefactora, habríamos preferido hallar una bobina de ABS y una bandeja secundaria tipo BuildTak le hubieran dado un mayor valor.

dos. Instalación de la impresora 3D Robo R2
La guía de inicio rápido da los pasos para comenzar rápidamente. Su orden: conexión a la red, encendido, conexión a la red WiFi, actualización del sistema operativo de la impresora, calibración semiautomática del eje Z y finalmente carga del filamento. Estas operaciones se llevan a cabo de forma directa desde la pantalla táctil de la impresora 3D Robo R2.

El extrusor está en conducción directa, sin embargo, con un sensor en la parte trasera de la máquina que se encarga de controlar la presencia del material. Recuerda, no obstante, para pasar el filamento en el conducto más externo, el riesgo de que la máquina pause la impresión unos minutos tras su inicio por “falta de filamento” … Una pequeña preocupación ya presente en la C2 que habría de ser corregido en las próximas versiones de firmware.

La placa calefactora ya está conectada generalmente, pero es precisos quitarla para al desprender nuestros modelos de vez en cuando. El cable está situado en la parte trasera de la bandeja y es fácil de recortar / desenganchar. Aparecerá un mensaje pidiéndote que vuelvas a conectar la placa. Otro punto que vas a deber tener en consideración es que el cable tiende a torcerse y evita que la bandeja se caiga. Nada bloquea una impresión, mas va a ser necesario prestar atención a que el cable esté bien posicionado.

3. Cura el software de la Robo
No extraña que el software recomendado por el fabricante sea, como es lógico, Cura para Hurto está libre para Windows o bien Cura Classic para Mac. En Mac, vas a deber añadir tu impresora directamente a través del menú Cura y también ingresar las características de la misma. El sitio web de Hurto 3D también da los perfiles impresos y de materiales que vas a deber agregar manualmente.

Ten presente que vas a poder imprimir desde tu PC mediante una llave USB, una conexión USB, Ethernet o bien WiFi, como desde la aplicación móvil. Como en la C2, asimismo vas a poder almacenar tus ficheros 3D directamente en la memoria de la impresora.

La pantalla de la impresora 3D R2 puede resultar antojadiza en ocasiones. Es una pantalla táctil que reaccionará más al lápiz óptico que al toque de tu dedo. Nuevamente, un detalle que no es nada en sí mismo.

4. Primeras impresiones
Nuestras primeras pruebas se centraron en la impresión PLA con el filamento proporcionado por la marca, así como un tradicional PLA blanco. Imprimímos 2 ficheros de tortura, Slicing engine y 3DBenchy, como siempre. También hemos probado una impresión larga con el jarro Curved honeycomb diseñado por eggnot y una impresión más detallada con el busto Hables Darwin por MAAS_collection.

En una segunda vez, realizamos impresiones en ABS (EasyFil de Formfutura) montando la placa a 100 ° C para una temperatura de extrusión de doscientos treinta ° C. Modelos: Atalaya prohibida por kijai y G-clamp por johann517.

Las impresiones se activaron sin problemas particularmente y descubrieron piezas limpias. La deformación fue posible en los modelos de ABS, mas se resolvió fácilmente cambiando la temperatura de la placa o la velocidad de extrusión. Las contrariedades vinieron más durante la última etapa, a saber, la retirada de impresiones del tablero. Esto podría ser un momento complicado con el peligro de dañar la placa al forzarlo. Aunque la C2 incluía Buildtak a bordo, la empresa consideró que la bandeja de tipo PEI del R2 era suficiente.