home Deportes ¿Qué tan bueno es consumir suplementos deportivos?

¿Qué tan bueno es consumir suplementos deportivos?

La cultura fitness y los prototipos de hombres y mujeres con un físico voluptuoso que se ven en el cine y la televisión hacen que cientos de personas recurran a suplementos deportivos en busca de lograr mágicamente el cuerpo ideal.

Sin embargo hay que ser muy cuidadosos porque el abuso en suplementos o productos químicos podría desatar enfermedades o generar cambios desastrosos en el cuerpo y aunque existen ayudas nutricionales para complementar la alimentación y el ejercicio en el proceso de lograr un cuerpo saludable, estas deben consumirse bajo la asesoría de un profesional.

Para el deportólogo Jorge Iván Palacio Uribe, la cultura fit en Medellín está haciendo que hoy los jóvenes ganen masa muscular a cualquier costo. “Están generando una sobrecarga de proteínas que hace que terminen en daños renales, alteraciones en la presión arterial y aumento exagerado del metabolismo”.

El internista Jorge Mario Villa asegura que “Los excesos de suplementos de proteína pueden producir intoxicaciones vitamínicas, pues se aumenta el nitrógeno en la sangre y el cuerpo no necesita nitrógeno para nada, entonces lo eliminamos por la orina y la materia fecal. En ese proceso es donde se puede producir daño de la función renal”.

Así las cosas, consumir este tipo de sustancias bien sea para mejorar la apariencia corporal o simplemente para aumentar el rendimiento deportivo no es un juego y siempre debe estar supervisado por un profesional.

Polvos, barras, geles, cápsulas, granulados y líquidos llenos de nutrientes y vitaminas prometen favorecer el rendimiento deportivo, la pérdida de grasa y el aumento de masa muscular. Sin embargo, ¿sabe usted para que sirven cada uno de los productos que venden en el mercado?

Entre los suplementos deportivos más comunes en Colombia, que cuentan con amplia evidencia científica encontramos:

– Aminoácidos son las unidades fundamentales y estructurales de las cuales se forman las proteínas. En el deporte es muy común el uso de lo que se conoce como BCAA (Branched-Chain Amino Acids) o aminoacidos de cadena ramificada que son la leucina, isoleucina y valina, estos tres aminoácidos se utilizan cuando la persona lleva una dieta baja en calorías o baja en carbohidratos o también para prevenir el deterioro de la masa muscular y mejorar el rendimiento.

– Proteínas: la más conocida es la proteína del suero de la leche, sirve para el desarrollo de la masa muscular, para reparar el tejido y prevenir que el cuerpo gaste músculo.

– La creatina, es una sustancia natural que se encuentra en el organismo, sin embargo en el mercado se encuentra un producto químico para aumentar esta sustancia en el cuerpo. Se usa normalmente para mejorar la fuerza, la potencia y la ganancia de masa muscular.

Suplementos deportivos de preentrenamiento y posentrenamiento: Los primeros aumentan el rendimiento y fuerza durante la actividad física, mientras los segundos pueden ser aminoácidos como la glutamina que ayuda a que el cuerpo se recupere más rápido para una próxima sesión de trabajo.FOTO SHUTTERSTOCK

– Multivitamínicos: Son suplementos que contienen vitaminas y minerales se utilizan para que los niveles de defensa estén regulados.

– Omega 3: Sirve para proteger el corazón y el colesterol bueno que el cuerpo necesita.

El nutricionista deportivo Andrés Felipe Zapata aseguró que “En estos suplementos podemos encontrar beneficios como reparación del tejido muscular, incremento en la síntesis de proteínas, control del apetito y saciedad, retraso de la fatiga, reparación del glucógeno y niveles de energía”, indicó.

Además aseguró que las proteínas por ejemplo, permiten mediante una adecuada alimentación, entrenamiento y descanso, la correcta reparación del tejido muscular.

Beneficios y ventajas de los suplementos

a) Practicidad: Los suplementos nos permiten ingerir nutrientes de manera práctica, para quienes no gozan de tiempo para preparar sus comidas.

b) Velocidad de absorción: la mayoría de ellos alcanzan el torrente sanguíneo en menor tiempo de lo que lo hacen los alimentos, por ellos son excelentes para brindar energía y la recuperación muscular posterior al ejercicio.

c) Evidencia científica: muchos de los ingredientes contenidos en ellos cuentan con amplio respaldo científico por entidades internacionales de vanguardia dedicadas a la investigación de estas sustancias.

Sin embargo, antes de tomarlos cada persona debe primero acudir a una evaluación nutricional donde sea un profesional quien según los objetivos del paciente o deportista calcule la composición óptima a las necesidades calóricas y proteicas. Además de conocer su perfil lipídico, hemograma, glicemia, función hepática y renal para verificar que este en óptimas condiciones de salud.

Recomendaciones básicas

a) Asesorarse de su nutricionista deportivo

b) Tener indicadores bioquímicos vigentes (Nitrógeno ureico en sangre -BUN-, creatinina, función renal y hepática)

c) Tener un plan de alimentación acorde a los objetivos de entrenamiento y/o actividad física

d) Aprender a leer las etiquetas y rotulado nutricional

e) No excederse en las cantidades recomendadas

Finalmente Zapata basado en su experiencia aseguró que se debe evitar a toda costa el uso de “quemadores de grasa”, inhibidores de la absorción de carbohidratos y grasas y supresores del apetito, ya que no está científicamente comprobado su beneficio. Una persona que realmente quiera bajar el porcentaje de grasa tiene que tener cuidado especial con el consumo de carbohidratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *