5 Tips para cuidar tus llantas

Todo buen conductor sabe que una de las partes mas importates de su vehiculo, son los neumaticos y es de suma importancia mantenerlos en muy buen estado, tanto para evitar su desgaste y evitar cambiarlos antes de tiempo ya que su precio no es muy barato y tambien porque teniendolos en inflados correctamente nos ayuda a tener un mejor consumo de combustible en estos momentos donde la gasolina es practicamente un lujo.

Por eso te daremos 5 tips para mantener tus neumáticos en optimo estado.

Presión adecuada

Controlar las presión de las llantas con regularidad es uno de los puntos clave para frenar el deterioro de los neumáticos, y es al mismo tiempo, donde los conductores suelen fallar. Un efectivo sistema es revisar cada dos semanas. Al principio puede parecer exagerado y molesto, pero es mucho más sencillo de lo que parece.

Aprovecha cuando vas a cargar gasolina y pide revisen la presión. Los problemas más comunes son el subinflado, que provoca un desgaste mayor en la zona lateral. Pero tampoco hay que inlfar de más, pues si esto sucede el desgaste será mayor por la zona central.

La presión debe ser la correcta. ¿Cómo saber cual es la presión adecuada? Muy sencillo todos los coches indican la presión que sus ruedas necesitan en el vano de sus puertas o en la parte trasera de la tapa del combustible. Y si por algún casual, no está en ninguno de estos dos, siempre puedes recurrir a los papeles del coche.

No debemos olvidar que tener los neumáticos con la presion adecuada ayuda mucho al ahorro de gasolina y en tiempos como este, creeme que lo vas a agradecer.

Cuidado con los banquetazos

Algunos conductores usan el sistema de topar con la banqueta a la hora de estacionarse y eso está mal hecho. Esta práctica puede desgarrar el costado. Esta zona, más conocida por ser donde se encuentran los números que sirven para la lectura del neumático, es la más afectada con la realización de estas prácticas. En caso de aparecer un pequeño desgarre o bultos es importante sustituirlo lo antes posible, pues la integridad estructural del neumatico está afectada. Lo mismo ocurre cuando subimos bordes de banqueta. Lo recomendable es evitar subirlos, pero si nos vemos obligados a ello, que sea a la menos velocidad posible para que el impacto sea suave y no afecte.

Conducir agresivamente

Una vez más, la conducción agresiva es fuente de problemas. Dar acelerones, frenados bruscos y tomar curvas a gran velocidad provoca un desgaste mucho más rápido. Ser prudente permitirá a tus neumáticos tener una vida más larga y de mayor calidad. En el caso de tener un coche de mayor potencia, los neumaticos serán mas propensos a un desgaste prematuro.

Evita pasar los reductores de velocidad y los topes muy rapido, sabemos que no siempre estan bien señalizados pero procura hacerlo con medida y asi evitar daños.

Totación de neumáticos

Algunos pensarán ¿Qué es eso de rotar los neumáticos? Muy sencillo, rotar los neumáticos es modificar la posición de las ruedas del coche. Tenemos que tener en cuenta que los neumáticos se desgastan siguiendo un patrón que deriva del nivel del inflado, del estado de los amortiguadores… Esta práctica poco extendida ayuda a evitar ese desgaste desigual. Por ello, es recomendable rotar las ruedas cada 10 o 15.000 km, pero todo depende del uso y desgaste que hagas del vehículo. Tenemos que tener en cuenta que la rotación es diferente dependiendo de las ruedas motrices del vehículo y si el coche tiene neumáticos direccionales.

Alineación y balanceo

Cuando empiezas a notar que la dirección comienza a vibrar a cierta velocidad de forma notable, no debes ignorarlo pues es posible que el balanceo de alguno de tus neumáticos esté incorrecto, o peor aún que la alineación mencionada anteriormente se haya modificado. Son muchas las razones que provocan estos desperfectos; especialmente el mal estado de las carreteras. Es uno de los avisos que te da tu coche a los que deberías prestar atención.

La alineación también es importante, pues es necesaria para que el coche ruede correctamente. Se sabe que la alineación es incorrecta cuando el coche se va hacia un lado con el volante recto. Como hemos visto antes, pasar a gran velocidad un resalte puede modificar la alineación. Las vibraciones o suspensiones también pueden derivar de un problema de alineación.

En resumen, no importa el motivo, lo importante es a tu taller cuando tu coche te está dando pistas a través de estos síntomas. Revisar el balanceo y la alineación puede evitar averías y gastos mayores.