Jardines rústicos con mucho estilo

A continuación, te contamos algunos trucos para decorar jardines rústicos y disfrutar de un ambiente mágico en cualquier espacio, pero sobre todo en tu patio, terraza o jardín.

  • Utiliza elementos rústicos. Resulta bastante evidente que no puedes conseguir un jardín con estilo rústico si tienes la última tecnología en él. Hay que tratar de ser un poco consecuente y utilizar los elementos propios de un jardín rústico, como la piedra en las paredes y en los suelos, o la madera de teca en los muebles.
  • Utiliza plantas. Todos los jardines rústicos cuentan con plantas. ¿Por qué? Porque es preferible tener plantas propias, que malas hierbas… ¡Y estas aparecerán tarde o temprano! Por lo tanto, para tener un jardín rústico, necesitas algunas plantas. Si quieres llevarlo al extremo, elige las típicas de la fauna local. Eso le dará un mayor aspecto rústico al exterior de tu casa.
  • Crea espacios rústicos. No solo tienes que “copiar” los elementos rústicos, sino también los espacios. Por ejemplo, es normal que, en los jardines rústicos haya una suerte de porche, donde la gente pueda protegerse de la lluvia sin dejar de estar en el jardín. ¿La mejor opción? Una pérgola de madera, mesas plegables de maderasillas de jardin que te proteja de la lluvia y el frío sin dejar de aportar el toque rústico que buscas.

jardines-rusticos

  • Si lo prefieres, acude a un profesional. Aunque pensemos en ocasiones que los profesionales de la decoración son demasiados modernos, hay que tener en cuenta que se adaptan a los estilos de cada persona. En Greendeisgn, por ejemplo, trabajamos con proyectos personalizados, únicos y a medida con cada cliente, para que el resultado sea lo más satisfactorio posible, independientemente del estilo que elija para su terraza.

¿Preparado para decorar jardines rústicos como un profesional?

Como has podido ver, aprender a decorar con estilo de jardín rústico un patio o un jardín es algo relativamente sencillo. Solo hay que tomar un ejemplo clásico, ir una fabrica de muebles y empezar a trabajar sobre él, captando su esencia y aplicándola a nuestro propio jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *